Con una herramienta anónima, personas preocupadas de todo el mundo enviaron 20 millones de mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes de WhatsApp
a los ciudadanos rusos.

Los piratas informáticos que atacaron colectivamente objetivos cibernéticos rusos y crearon herramientas para que los no-hackers combatieran la desinformación masiva anunciaron hoy en una declaración conjunta que estaban decididos a «golpearlos ahora con todo lo que tenemos».

“Cuando Rusia invadió Ucrania, declaramos la guerra cibernética contra el gobierno ruso y contra el mismo Vladimir Putin. De hecho, tuvo algún efecto sobre ellos, pero ahora tendremos que prepararnos para el último empujón”, decía una carta abierta #OpRussia atribuida a Anonymous, GhostSec, SHDWSec y Squad303 publicada en línea. “Él no se da por vencido en apoderarse de Ucrania. Debemos golpearlos tan fuerte de modo tal que se paralice todo su sistema”.
“Putin no puede poner fin a la guerra en Ucrania hasta que la haya anexado, o se vea obligado a hacerlo. Y la OTAN y la UE no serán los únicos que lo impidan. Ya lo hemos visto. Así que ahora, debemos actuar. Debemos detener esta guerra por cualquier medio necesario”.

Recordando que la revista TIME  designó a Anonymous como una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2012, la declaración enfatizó que «somos más grandes y más fuertes que nunca».

“Debemos mostrar nuestro verdadero poder al gobierno ruso y a su presidente, Vladimir Putin. Debemos unirnos o de lo contrario puede llegar un día en que sea demasiado tarde para hacerlo. Putin debe ser detenido, o sufriremos las consecuencias”. “Anons de todo el mundo, piratas informáticos, activistas, periodistas de todo el mundo deben unirse. Todos ustedes, gente común, también deberían unirse”.

Ese espíritu se ha manifestado en la guerra de la información protagonizada por el colectivo e impulsada por decenas de guerreros digitales, con resultados que se siguen sumando.

Los programadores anónimos Squad303 han creado una herramienta que permite a los no hackers contribuir positivamente a «la operación cibernética más grande y exitosa en la historia del mundo». Dentro de las 48 horas posteriores al lanzamiento de la herramienta 1920.in, el grupo informó en Twitter que “la gente del mundo libre envió a los rusos 2 millones de mensajes de texto” advirtiendo que la gente de Rusia sufriría como resultado de la respuesta de las naciones a la agresión perpetrada por Vladímir Putin y que necesitan saber la verdad sobre su guerra no provocada. Una semana después de su lanzamiento, el volumen de mensajes se había incrementado a 7 millones.

El equipo trabajó rápidamente para agregar la capacidad de enviar correos electrónicos a cuentas rusas aleatorias y a usuarios rusos a través de WhatsApp. Squad303 anunció hoy que 20.000.000 de mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes de WhatsApp han sido enviados a los ciudadanos rusos por personas preocupadas de todo el mundo usando que emplean su herramienta, así como que piensan «llegar a 120.000.000…» El grupo también insinuó el domingo datos sobre una futura herramienta que permitiría a cualquier persona efectuar llamadas a los ciudadanos rusos.

Squad303 informó la semana pasada de intensos esfuerzos para piratear sus servidores con origen en Rusia, China e Indonesia. Hoy, el grupo tuiteó que tienen “evidencia directa de que USTEDES están haciendo un gran trabajo”.

“¡El Kremlin te tiene miedo! El gobierno ruso acaba de implementar la censura de texto completo de los mensajes predefinidos que envió desde  http://1920.in”, dijo Squad303  . «¡Pero no se preocupen! Ponemos nuevos! ¡No pares!»

Los usuarios de la herramienta de mensajes de texto informaron en Twitter haber recibido respuestas de distinto tenor, desde réplicas de palabrotas hasta conversaciones fructíferas con rusos e incluso preguntas de los rusos sobre cómo pueden acceder a noticias reales con la censura y los bloqueos del régimen de Putin. Quienes enviaron mensajes también compartieron comentarios entre ellos en las redes sociales sobre temas como qué tipos de escritura podrían tener el mejor impacto para transmitir la verdad sobre la invasión de Putin y cómo responder a las preocupaciones rusas.

Ese esfuerzo se vio multiplicado por otra herramienta lanzada para enviar correos electrónicos masivos a los rusos, mail2ru.org, que envía correos electrónicos personales de voluntarios de todo el mundo a hasta 150 destinatarios a la vez. “Inicie una conversación por correo electrónico sobre Ucrania con los rusos potencialmente sujetos a un bloqueo de noticias”, señaló una destacada cuenta anónima de Twitter. «Tal vez hacer un nuevo amigo». En solo unos días, se enviaron más de 22 millones de correos electrónicos a los rusos de esta manera.

Hoy, los sitios web del gobierno ruso todavía estaban bajo el ataque cibernético del colectivo de Anonymous, con el FSB, el Centro Analítico del Gobierno de la Federación Rusa y el Ministerio de Deportes de la Federación Rusa entre los sitios web que se cayeron en algún momento y fueron declarados como blancos de la acción de Anonymous.

Anonymous también se adjudicó la invasión de Rosneft, el mayor productor de petróleo de Rusia, controlado por el gobierno. Anonymous Alemania  anunció  el viernes en el sitio web AnonLeaks que había penetrado «muy profundamente» en los sistemas de Rosneft Deutschland, «tan profundo, de hecho, que encontraron fácilmente copias de seguridad de las computadoras portátiles de empleados y ejecutivos», y robaron casi 20 terabytes de datos.  “Se incluyen imágenes completas del disco duro de las computadoras portátiles y de los empleados, imágenes del disco duro de un servidor de correo electrónico (34 GB), muchos archivos (ZIP, TAR.GZ y 7Z), CSV, XLSX, DOC y, por supuesto, paquetes de software, manuales , claves de licencia para software y, como todo es Microsoft Windows, miles de archivos DLL”, declaró Anonymous.

Los piratas informáticos «no querían meterse directamente con las compañías eléctricas rusas» porque algunos estados involucrados en las sanciones contra Rusia tienen suministros de energía vinculados a Rusia y «no quieren romper ningún tablero o encender y apagar ningún oleoducto ni nada por el estilo», incluso por accidente, pero Rosneft Deutschland fue considerado como un objetivo justo porque la compañía «se dedica principalmente a la distribución, compra y venta, entrega a refinerías», por lo que «no hay destrucción accidental de la infraestructura crítica» .

Hacktivistas anónimos también continuaron atacando las comunicaciones militares rusas, incluso interfiriendo frecuencias de radio pertenecientes a las fuerzas armadas del país e interceptando llamadas.

La semana pasada, un grupo de Anonymous dijo que tomó el control de más de 400 transmisiones de cámaras rusas, incluidas instalaciones gubernamentales, oficinas, escuelas y negocios, y publicó algunas en un sitio web con un mensaje superpuesto a las transmisiones que incluye el último número de muertes de civiles en Ucrania y comienza con la frase “Putin está matando niños”. Los piratas informáticos ahora se adjudicaron el acceso a más de 1.400 cámaras en Rusia y Bielorrusia y publicaron direcciones de red en línea.

El colectivo de piratas informáticos Anonymous lanzó la ciberofensiva #OpRussia hace dos semanas y media en respuesta a la invasión de Ucrania, lo que resultó en ataques y desmantelamiento de sitios web del gobierno ruso, así como filtraciones de datos incautados. Los piratas informáticos utilizaron su acceso para difundir la verdad sobre la guerra de Putin entre los ciudadanos e instar a los rusos a oponerse al ataque contra su vecino.

Un Tweet de una cuenta de Anonymous estimó que, a partir del 3 de marzo, alrededor de un tercio de los grupos de piratería informática más prominentes estaban involucrados en la «guerra cibernética más grande de la historia»; sólo 12 de los 49 grupos permanecieron alineados a Rusia, tres cuyo apoyo se desconocía y el resto apoyando a Ucrania.

Más de 2.500 sitios web vinculados a los gobiernos de Rusia y Bielorrusia, junto con medios estatales, bancos, hospitales, aeropuertos y empresas fueron atacados en la primera semana después de que el colectivo Anonymous declarara que lanzó operaciones cibernéticas, informó una destacada cuenta de Anonymous. Los piratas informáticos contra la guerra también persiguieron a los piratas informáticos prorrusos, robando y filtrando miles de chats internos del grupo de ransomware Conti.

“Recuerden, cuanto más ingresemos a la madriguera del conejo, más difícil será salir de ella”, decía una carta abierta #OpRussia atribuida a Anonymous, GhostSec, SHDWSec y Squad303 publicada hoy en línea junto con las declaraciones a la prensa del grupo. “Gobierno de Rusia, asuma su responsabilidad. Acaba con el anciano, libera a tu país de la carga. Tu amada Madre Rusia merece tu gloria”.

“Vemos a través de la propaganda que ustedes hacen circular en los medios y grupos de poder rusos del «establishment» político. NO permitiremos que se mantengan los ataques a un país soberano basados ​​en una campaña de mentiras. Sus juegos de engaño ahora se encontrarán con la ira de los escuadrones cibernéticos de élite de todo el mundo”.

Fuente: Homeland Security Today

Reproducción Autorizada en castellano del Artículo Original propiedad de DCiber de Brasil.