En este articulo comenzaremos abordando la mal llamada “Pornografía Infantil”, término que, en la actualidad, se alienta a que sea reemplazado por “Material de abuso sexual de niños, niñas y adolescentes (CSAM por sus siglas en inglés de Child Sexual Abuse Materials)”. Esta modificación se debe a que, la simple representación sexualizada de un NNyA, configura un abuso y, por lo tanto, no debe ser descripto como “pornografía” ya que este término se utiliza para adultos que participan en actos sexuales consensuados y que se distribuye al público para su satisfacción sexual, por lo tanto, si nos referimos a este tipo de abuso de dicha manera estamos contribuyendo involuntariamente a disminuir la gravedad del delito.

Es por esto que, el Parlamento Europeo en su resolución 2015/2064(RSP), con fecha 11/03/2015 sobre la lucha contra los abusos sexuales de menores en línea expone que: “considera que es fundamental utilizar una terminología correcta en relación con los delitos cometidos contra los niños, en particular la descripción de imágenes de abusos sexuales de menores, y utilizar de forma adecuada el término “material de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes” en lugar de “pornografía infantil”.

Actualmente organismos como INTERPOL, EUROPOL, ONU, y diversas fuerzas del orden rechazan el término “pornografía infantil”, alentando a utilizar los correspondientes, sobre todo teniendo en cuenta que en múltiples países en sus contextos jurídicos y legislativos aún utilizan las palabras “pornografía infantil” para referirse a este delito.  

 Hasta aquí hemos visto algunas definiciones, pero nos queda aún el término CSEA que, por sus siglas en inglés “Child Sexual Explotaition and Abuse”, engloba la explotación y el abuso sexual infantil. Un informe elaborado por la WeProtect Global Aliance menciona que: “existe una esfera de daños en expansión donde la proliferación de imágenes y vídeos indecentes de niños en internet está superando rápidamente la capacidad de las organizaciones encargadas de la identificación y la eliminación proactivas de este material”.

En esta esfera existe una convergencia de cuatro elementos que ayuda a explicar el aumento de CSEA en internet:

  • Tendencias tecnológicas globales
  • Cambios de comportamiento de los delincuentes
  • Exposición de las victimas a internet
  • El contexto socioambiental
Figura 1: Cuatro factores crean la esfera de los daños: tecnología, delincuentes, víctimas y factores socioambientales –

Tendencias tecnológicas globales: Han surgido comunidades delictivas que utilizan servicios de la dark web para compartir imágenes y sugerencias para reclutar menores y evadir la detección. Estas comunidades continúan existiendo y se ven amplificadas por la industrialización de servicios de Internet de fácil acceso que permiten una mayor privacidad, seguridad y anonimato. Estos servicios incluyen redes seguras de intercambio de archivos de extremo a extremo, servicios de alojamiento que disimulan el CSAM en sitios web tradicionales que evitan el registro y la identificación.

Vulnerabilidad de la víctima: A medida que se continúa reduciendo la edad para el uso de dispositivos, la edad para acceder a las redes sociales y los juegos en línea sin supervisión, los NNyA son cada vez más propensos a interacciones dañinas a través de Internet. Una tendencia preocupante es la normalización del comportamiento sexual en línea, con un gran número de NNyA que comparten imágenes autogeneradas, ya sea a través del engaño o por razones de afirmación social. Esto aumenta la cantidad de material disponible para los delincuentes, la vulnerabilidad de los niños a la explotación y abuso por parte de adultos.

La tecnología está cambiando el comportamiento de los acosadores

Mundialmente aún existen muchas lagunas en el análisis e investigación de las causas y orígenes del comportamiento sexual contra NNyA. Un estudio sobre los delitos sexuales de adultos en general, realizado por la oficina de Sentencias, Monitorización, Captura, Registro y Seguimiento (SMART) de los Estados Unidos, encontró que el problema del comportamiento del delincuente sexual era demasiado complejo para ser simplemente atribuido a una sola teoría.

Ahora bien, centrándonos puntualmente en lo que sucede en línea, y sin entrar en el perfil psicológico del criminal, demografía o cultura, podemos decir que se ha visto una escalada en la agresividad presentada por el acosador, por ejemplo, en aquellas personas que solo obtenían CSAM para ver, a manipular y coaccionar a NNyA para que participen en conductas sexualmente explícitas en sus propias cámaras web, o de aquellos que pagan para dirigir y observar el abuso perpetrado por un delincuente «en salas en vivo mediante streaming» a los que cometen abusos de contacto en persona.  

Algunos ejemplos de escalada y cambios de trayectoria

Varias investigaciones de la Agencia Nacional contra el Crimen Británica (NCA), develan como la tecnología esta cambiando la forma en la que los delincuentes comenten abusos. A continuación, se podrá ver dos casos de ejemplo:

“En un caso, un criminal se unió a un grupo de discusión privada en Internet para personas con interés sexual en los niños. Los nuevos miembros debían publicar nuevas imágenes de abuso, lo que resultó en que el delincuente violara a una niña de seis meses, agrediera sexualmente a un niño de dos años, y subiera el material a una aplicación encriptada y la compartiera a través de un popular sitio web para compartir archivos”.

“En otro caso, un delincuente enviaba dinero a conocidos facilitadores de abuso sexual infantil transmitido en vivo en Filipinas y fue arrestado a su regreso al Reino Unido. El análisis forense mostró que el delincuente había realizado al menos 15 transferencias de dinero a facilitadores entre agosto de 2017 y junio de 2018 y encontró imágenes de abuso infantil en su teléfono”.

En dichos ejemplos, se puede observar la escalada y la incitación al delito a través de redes de igual a igual en Internet y la web oscura, donde las discusiones entre personas de ideas afines alientan a los delincuentes a intercambiar métodos para cometer delitos y evadir la detección.

En conjunto, estos estudios de caso indican una trayectoria cambiante para los delincuentes y una relación clara entre el abuso de contacto directo e indirecto.

Figura 2: Circulo de comportamiento de los agresores de CSEA

La imagen del círculo de comportamiento de los agresores de CSEA nos muestra que, las personas con un interés sexual en los NNyA, buscan nuevas imágenes y videos, llevándolos en algunas oportunidades, a buscar el contacto personal físico.  

La seguridad y el anonimato en internet, ha generado que estas personas se sientan cada vez más cómodas y se encuentren atraidas por las redes en línea y los foros web, donde pueden adquirir no solo imágenes, sino también consejos y técnicas para captar a los NNyA y evitar la detección.

Hemos llegado al final de este artículo que pretende generar conciencia y que, a su vez, pueda ser de utilidad como material académico para quien lo necesite. Por mi parte, y al igual que siempre, estoy abierto a las correcciones para subsanar cualquier error presentado.

Si les gustó, los invito a compartirlo para generar una mayor concientización colectiva.

Nos vemos en la próxima y recuerden…

“El tiempo que pasa es la verdad que huye”

-Edmond Locard-

Referencias

  • «Definition of Child Sexual Exploitation» [Definición de la explotación sexual del menor] (Gobierno del Reino Unido, 2016: p. 3) disponible: https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/591512/HO_DfE_consultation_response_on_CSE_definition_FINAL_13_Feb_2017__2_.pdf
  • Evaluación de la amenaza global 2019 – WeProtect Global Alliance
  • Acosos en la red a Niños, Niñas y Adolescentes, -Daniela Dupuy-
  • Observaciones basadas en estudios de casos directos presentados a los investigadores de PA Consulting por la Fundación EVAC.
  • Observaciones basadas en estudios de casos directos presentados a los investigadores de PA Consulting por el Comisariado de Seguridad Electrónica de Australia, 17 de octubre de 2019.
  • «Etiology of Adult Sexual Offending» [Etiología de los delitos sexuales perpetrados por adultos] en la Iniciativa de gestión y planificación sobre delincuentes sexuales en la Oficina de sentencias, monitorización, aprensión, registro y seguimiento de delincuentes sexuales. disponible en: https://www.smart.gov/SOMAPI/sec1/ch2_etiology.html
  • Correspondencia de la Operación NYCLATOPE, Agencia Nacional contra el Crimen del Reino Unido (NCA).
  • International Centre for Missing & Exploited Children – https://www.icmec.org/