Introducción

El día de hoy retomamos con otro artículo, basándonos principalmente en la enseñanza de terminologías y conceptos básicos en lo referente a los delitos contra niños, niñas y adolescentes en entornos digitales. Por ello es que vamos a hablar del Grooming y el Grooming en línea y seguramente esto que acabo de mencionar les genere la primera inquietud, ya que muchos estarán pensando, ambos son lo mismo y aquí es donde debemos hacer un alto para comprender con claridad sus diferencias.

He observado que múltiples fuentes hablan del Grooming como si este hubiera nacido con la tecnología o dependiera totalmente de ella, pero la realidad es otra, la tecnología NO creó el grooming. Para poder comprender esto, veremos algunas definiciones extraídas y analizadas de una publicación del Instituto de la Familia Koons del International Centre for Missing & Exploited Children (ICMEC) denominada Modelo de Legislación y revisión global – Grooming por internet de Niños, Niñas y adolescentes con fines sexuales, 2017, como también de las terminologías de luxemburgo. Estas, nos explican que la acción de “grooming” en el contexto de abuso sexual y explotación (AESNNA), es el acto de entablar amistad o de ejercer influencia sobre un niño, niña o adolescente (NNyA en adelante) para la actividad sexual, mientras que cuando hablamos del grooming por internet o en línea se refiere al uso de internet y otras tecnologías digitales (un medio) para establecer o crear una relación con un NNyA a fin de facilitar la interacción sexual, ya sea sin contacto (por internet) o con contacto (fuera de internet).

Estas definiciones nos enseñan que la acción de grooming puede ocurrir por internet, fuera de internet o la hibridez de ambas modalidades. Lo importante es llevarnos a que, el grooming en sí implica una manipulación psicológica que usualmente es sutil, prolongada, calculada, controlada y premeditada con el objetivo de establecer un vínculo emocional y de confianza con un niño, niña, o adolescente con el fin de reducir las inhibiciones.

El objetivo final del grooming es concretar el abuso sexual de un NNyA ya sea por medio de un encuentro físico o exclusivamente en línea. Internet proporciona un mecanismo mediante el cual los NNyA pueden ser manipulados, explotados y abusados, todo sin que la relación tenga que salir del ciberespacio. Las amplias ventajas que internet permite, ha hecho que se produzca un cambio del grooming fuera de línea al grooming en línea. Internet no solo elimina las fronteras geográficas, sino que nos acerca a un amplio número de contactos, además provee anonimato permitiendo esconder sus verdaderas identidades incentivando a los agresores a incrementar su actividad delictiva. Debemos comprender que cada vez que un NNyA están siendo explotados para participar en actividades sexuales por webcam o el envío de imágenes en sí, es tan perjudicial como el abuso sexual con “contacto”.

Ya con el principal concepto aclarado continuaremos hablando puntualmente del grooming en línea y su desarrollo correspondiente para comprenderlo y prevenirlo.

¿Cómo actúa un agresor en estas situaciones?

Mediante el proceso de grooming, el agresor trata de obtener y mantener el compromiso del NNyA captado y así evitar ser detectado. 

Pueden existir dos maniobras diferentes por parte de estos agresores, una de ellas es la captación enfocada en uno o pocos NNyA a la vez, donde poco a poco van generando una relación. La otra es la que se conoce como método escopeta (Scattergun) mediante un enfoque indiscriminado donde se contacta a cientos de NNyA al mismo tiempo para identificar a los que son más vulnerables a la acción del grooming.

Cuando hablamos de cómo actúa el agresor hacemos referencia a cómo manipula a su víctima, esto puede ser mediante regalos, mintiendo sobre su edad, fingiendo que comparte intereses en común o demostrando total empatía ante problemas familiares con el objetivo de ganarse la confianza del menor y que este piense que el agresor es su amigo. 

Una vez logrado esto, el delincuente rompe las defensas del menor de edad y así consigue que este realice o consienta que se dé lugar a la explotación sexual. Alcanzado esto el agresor busca trasladar la relación que tiene en línea a una relación de carácter más sexual y en algunos casos sugerir tener un encuentro físico para continuar con la explotación sexual en persona.  

Riesgos en entornos digitales

Debemos entender que cuando hablamos de riesgos en entornos digitales, hacemos referencia acerca de cuándo un niño, niña o adolescente puede estar expuesto a ciertas situaciones de vulnerabilidad, la facilidad de acceso y anonimato mediante identidades falsas que pueden aportar las redes sociales y los juegos en línea permite que ellos queden expuestos a diversas situaciones como ser los riesgos de contacto como es el caso del delito de grooming.

Si bien el grooming sucede en persona o en línea, internet presenta un reto en particular, proporciona ventajas a aquellos que buscan victimizar a la niñez. La conectividad ilimitada por parte de NNyA sin supervisión presenta riesgos, ya que por este medio ellos están abiertos a compartir información y confiar en la persona con la que interactúan porque piensan que es un amigo. incluso puede ser que los niños, niñas o adolescentes no comprendan que ellos están siendo captados para en el futuro ser abusados sexualmente hasta que ya sea demasiado tarde. El proceso de grooming (captación) puede ocurrir en tan solo minutos pero el impacto negativo que genera en la víctima es a menudo de larga duración.

Ahora cuando hablamos de medios más usados para el grooming en línea y su captación se presentan las redes sociales y los juegos online.

Las redes sociales suelen ser el canal más utilizado para este tipo de delito (grooming en línea) ya que las mismas les permite a los agresores analizar y elegir los tipos de perfiles que desean antes de ponerse en contacto con ellos. Debemos tener siempre presente que dentro de estas plataformas se comparten fotos, información de la familia, sitios que visita, gustos, estados de ánimo, ubicaciones, etc. Así el agresor perfila a su víctima, hasta ponerse en contacto y eventualmente explotarlas. A diferencia de los adultos, los NNyA suelen usar las redes como una forma de conocer personas en lugar de utilizarlas para mantenerse en contacto con personas que ya conocen, generando facilidad de interacción con extraños.

En cuanto a los juegos en línea hoy es una actividad tanto para adultos como para menores de edad. Sus funcionalidades han evolucionado de tal manera que hoy se permite mantener conversaciones en tiempo real, chatear, compartir archivos, y transmisión de video, lo que hace posible una comunicación entre sí desde cualquier parte del mundo. Esto ha generado que los depredadores sexuales se sientan atraídos para buscar a sus víctimas a tal punto que a medida que crezca el uso por parte de niños, niñas y adolescentes de estos juegos por internet mayor será el riesgo y la posibilidad de encontrarse con un agresor sexual. Debemos mencionar además, que este tipo de plataformas les da una ventaja a los agresores permitiéndoles generar un interés en común con estos, sumado a la baja supervisión de los adultos.

Existe una falsa creencia que indica que los NNyA están seguros dentro de las paredes de sus hogares, solo por estar dentro de sus casas. Pero la realidad nos ha revelado que mientras tengan acceso a la tecnología y está, a su vez les permita conectarse a internet, podrán interactuar con otros usuarios, de los cuales muchos serán parte sus propias familias, amigos de la escuela o del club, pero será inevitable que se encuentren con desconocidos en los juegos en línea o redes sociales. Por esto, debemos considerar que la educación es la mejor herramienta de prevención para empoderar a los NNyA y mitigar los riesgos a los que pueden verse expuestos.

Espero que estas aclaraciones de conceptos sean útiles a la comunidad y a los profesionales al momento de abordar este tipo de delitos, como también al momento de plantear legislaciones ya que el no tener claridad total puede generar a futuro vacíos legales por malas interpretaciones o usos incorrectos de las terminologías.

Debemos recordar que “La protección de los niñas, niños y adolescentes es una responsabilidad de todos, y es parte del despertar ciudadano involucrarse en la lucha de este flagelo. Es necesario que todos seamos voceros de la prevención, para que no tengamos que lamentar nunca más una víctima”

Por último, invito a una reflexión que incluso iremos ampliando en otros artículos, a través de las palabras expresadas por Pilar Ramírez, Directora de Capacitaciones Internacionales en Protección Infantil y Justicia Criminal en el Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados, ICMEC.

“No todas las personas que abusan sexualmente de NNyA a través de internet son groomers, a su vez no todos los agresores sexuales de NNyA por internet y groomers son miembros de redes de pedofilia y no todos los agresores sexuales de NNyA por internet son pedófilos”.

Referencias:

Online grooming: What it is, how it happens, and how to defend children | Thorn

Victims’ Voices: The Impact of Online Grooming and Sexual Abuse – ujp.2013.010206.pdf (hrpub.org)

Research Library – International Centre for Missing & Exploited Children (icmec.org)

Terminology Guidelines for the Protection of Children from Sexual Exploitation and Sexual Abuse, Terminology and Semantics Interagency Working Group on Sexual Exploitation of Children, en http://luxembourgguidelines.org/ 

Child Safety Online: Global challenges and strategies – Technical Report 41, May 2012, UNICEF Innocenti Research Centre, en https://www.unicef-irc.org/publications/pdf/ict_techreport3_eng.pdf 

Protecting children against sexual violence: The criminal law benchmarks of the Budapest and Lanzarote Conventions, Global Project on Cybercrime, Council of Europe Data Protection and Cybercrime Division, Dec. 4, 2012, en https://rm.coe.int/CoERMPublicCommonSearchServices/DisplayDCTMContent?documentId=09000016802fa3e2